Estudiantes jóvenes en un aula

Después de las vacaciones de invierno aquí en Princeton, los estudiantes tratan de formar sus planes para el verano.

Pasé el verano después de mi primer año en una pasantía en una organización sin fines de lucro en Boston por diez semanas, y me encantó. Mi pasantía era parte de un programa llamado Princeton Internados en Servicio Cívico, o PICS para abreviar. PICS ofrece pasantías en una variedad de organizaciones sin fines de lucro en todo el país; cuando me encontré con Boston SCORES, supe que era perfecto para mí. SCORES es una organización sin fines de lucro que trabaja con estudiantes desde la escuela primaria hasta la preparatoria, integrando poesía, palabra hablada y fútbol en su plan de estudios después de la escuela. Esto literalmente fue perfecto para mí: me encanta el fútbol, ​​y dos de las cosas que más me apasionaron cuando era estudiante de la preparatoria fueron trabajar con niños y dirigir mi club de poesía.

Disfruté mucho mi verano en Boston. Me quedé con una familia anfitriona maravillosa y amable, y trabajé con niños increíbles todos los días (¡y también jugué mucho fútbol con ellos!). También pude aplicar el conocimiento que aprendí en una de mis clases de ciencias de la computación, “Ciencias de la Computación: un Enfoque Interdisciplinario (COS 126)” para crear un programa que simplificara una tarea que requiere mucho tiempo.

Aunque extrañaba a mis amigos, ¡no estaba solo! Princeton organizó eventos que reunieron a todos los pasantes locales de Boston, y la asociación regional de antiguos alumnos estaba constantemente involucrada y activa. También se me dio un mentor de antiguos alumnos de Princeton que se reunía conmigo durante todo el verano. A través de PICS, comí ramen en restaurantes especializados de Cambridge, paseé en bicicleta por el Río Charles y conocí nuevos amigos. Un amigo y yo incluso viajamos por carretera a Nueva Jersey por capricho para ver los fuegos artificiales del 4 de julio en la parte superior del Centro Prudencial.

También hay innumerables oportunidades de verano en Princeton: mis mejores amigos salieron del país, asistieron a Seminarios Globales en Berlín, enseñaron a estudiantes de secundaria en Vietnam, y se sumergieron en la cultura argentina en Buenos Aires. Uno de mis amigos también pasó el verano estudiando lémures en Madagascar a través del Instituto Ambiental de Princeton. Princeton también ofrece oportunidades con nuevas empresas en Nueva York, Tel-Aviv y Shanghai. También ofrece oportunidades para realizar investigaciones con profesores en el campus.

Independientemente de lo que eliges hacer, puedes estar seguro de que el verano le resultará una experiencia tan gratificante y placentera como lo fue para mí, y habrá personas allí para ti en cada paso del camino.

View post in English

Translated by/Traduccido por Andrea Reino '20

Meet Our Bloggers