Pizza Study Break

Los estudiantes de Princeton disfrutan de bromear sobre el lenguaje único de acrónimos y jerga que hemos desarrollado para comunicar sobre diferentes actividades y aspectos de la vida en el campus. Ya sea que estés conversando sobre tu grupo Zee (grupo asesor), COS (informática) o D3 (el tercer borrador del seminario de escritura de primer año), para cualquier persona nueva en Princeton, todo es bastante confuso.

Cuando comencé a estudiar en Princeton, la idea de “descanso de estudio” me sorprendió inmediatamente. Aunque el nombre se explica por sí mismo, la medida en que los descansos de estudio son una parte tan integral de la cultura de Princeton tomó tiempo para registrarse en la cabeza. Los descansos de estudio están organizados por clubes, grupos e incluso clases. Representan la oportunidad de dejar tu trabajo e ir a comer, hablar con amigos o hacer algo divertido. Tenía mis dudas sobre esta noción de diversión “preorganizada,” aparentemente artificial. Si quisiera un descanso, podría tomar un descanso, ¿verdad? ¿Por qué hacer el esfuerzo de ir a los diferentes descansos de estudio a los que fui invitada cada semana?

Después de ir a mi primer descanso de estudio, cambié de opinión. En una atmósfera en la que todos pueden estar ocupados con trabajo académico y actividades fuera del aula, es genial tener una cultura que enfatice tomar un descanso. Una vez que acepté la idea del descanso de estudio, me sentí abrumada por la gran cantidad de descansos ofrecidos, ¿cómo se suponía que debía elegir? Una vez que llegué a ver descansos de estudio menos como un descanso de estudiar y más como un evento social, me relajé y disfruté de las opciones.

Una semana, ayudé a organizar dos descansos de estudio. Un día, ayudé a organizar un descanso para hacer pizza al horno de leña como miembro de la junta del Centro para la Vida Judía (CJL). Mis responsabilidades en el CJL durante el semestre han consistido en organizar descansos de estudio semanales y ha sido divertido ser creativa acerca de lo que podemos organizar para ayudar a los estudiantes a relajarse y comer deliciosas golosinas. Otros descansos del estudio han incluido hacer sus propios smores, gofres, café elegante y helado.

El otro descanso de estudio que organicé fue uno a través de la organización vegana de la que soy parte. Servimos chocolate caliente vegano, ponche de huevo, muffins, donas y más para ayudar a los estudiantes interesados ​​a aprender sobre deliciosas opciones veganas. Este descanso de estudio fue particularmente agradable ya que me permitió involucrarme con una causa que me interesa y compartir esa pasión con mi comunidad.

En general, estoy agradecida por la cultura única de los descansos de estudio en Princeton y sé que llevaré el espíritu de ellos a donde quiera que vaya cuando me gradúe.

View Post in English

Traduccido por/Translated by Andrea Reino '20

Meet Our Bloggers