Un cuarto en Holder Hall

Una característica única de la vida estudiantil en Princeton es que casi todos los estudiantes de la Universidad viven en el campus durante cuatro años. A diferencia de muchas otras escuelas, aquí no se suele vivir en apartamentos fuera del campus, y el aspecto residencial del campus significa que el sentimiento unido y comunitario de los estudiantes universitarios dura cuatro años y más.

A los estudiantes se les asigna aleatoriamente un dormitorio y compañeros de cuarto en su primer año, y en los años siguientes se les permite elegir a sus compañeros de cuarto y sus habitaciones a través de un proceso un poco complejo conocido por los estudiantes como “sorteo de habitaciones” o "room draw" en inglés. Cada abril, la Oficina de Vivienda de la Universidad pública una lista de horarios de sorteo, que son ponderados por año de graduación y asignados al azar dentro de ellos. En otras palabras (aunque esto está un poco simplificado), los estudiantes de último año escogen sus cuartos antes que los estudiantes de tercer año, pero dentro de cada clase de graduación es imposible predecir cómo se comparará su tiempo de selección con el de un compañero antes de que llegue el momento. Los estudiantes que van para el segundo año pasan por un proceso similar, no dentro de su clase de graduación sino de su colegio residencial.

El sorteo de habitaciones es un momento divertido en el campus: los estudiantes que saben que entrarán juntos a una habitación para el siguiente año escolar recorren el campus y visitan a las habitaciones que les gustarían escoger, explorando el espacio y haciendo preguntas sobre los beneficios y desventajas de esa habitación en particular. Utilizando planos de los dormitorios proporcionados por la Universidad, los estudiantes compilan una lista de sus habitaciones favoritas y cruzan los dedos para que estén disponibles en su día de sorteo.

La gama de dormitorios en Princeton es bastante amplia: varía entre habitaciones individuales hasta una suite para 11 personas (conocida cariñosamente como "el zoológico"). En consecuencia, hay un tamaño de habitación, diseño y ubicación que funciona para casi todos. Una búsqueda rápida en Google de "dormitorio de Princeton" revela algunos de los muchos planos de habitaciones disponibles para estudiantes universitarios. Sientes una mezcla de estrés y euforia mientras miras cómo la lista de habitaciones disponibles se hace más corta hasta que te toca escoger.

Mis amigos en otras universidades siempre me preguntan si me importa vivir en los dormitorios durante los cuatro años, mientras los veo mudarse a apartamentos fuera del campus. Cada vez, respondo definitivamente que no: las habitaciones disponibles para los estudiantes de Princeton suelen ser mejores que el típico dormitorio de primer año, ¡y puedo visitar a cualquier de mis amigos en la universidad a pie en menos de diez minutos!

No importa si su tiempo está al principio o al final de la lista del sorteo de habitaciones. Hay una habitación que llamarás su hogar.

View post in English

Traduccido por/Translated by Andrea Reino '20

Meet Our Bloggers